domingo, 22 de diciembre de 2013

Cine-crítica: Tipos legales

Domingo, 22 de diciembre de 2013

“Reposición”

El último amanecer de los yayos


TIPOS LEGALES 

(2012) USA
Stand Up Guys
Director: Fisher Stevens (98 min.)


          La historia se centra en tres amigos sexagenarios. Doc (Christopher Walken), que va al encuentro de su mejor amigo Val (Al Pacino) que sale de la cárcel después de cumplir 28 años de condena, para después ir al encuentro de otro viejo amigo como Hirsch (Alan Arkin). Los tres juntos revivirán una noche como en sus viejos tiempos de mafiosos, de violencia, drogas y sexo. Pero Doc, tiene una misión que cumplir que le ha encargado por el jefe de la banda: debe matar a Val para pagar por una cuenta pendiente. La encrucijada a la que se enfrenta es de difícil solución y no dispone apenas de tiempo.

     Tipos legales es la historia del reencuentro de tres amigos. Pacino está sensacional, numerero como siempre sí, pero es perfectamente coherente su manera de actuar interpretando un personaje que después de 28 años en prisión sale con ganas de comerse el mundo, que Alan Arkin está muy divertido en su breve aparición cumpliendo un añorado deseo, pero el que lleva todo el peso de la historia soportando además el conflicto interior en sus espaldas es el personaje de Doc interpretado por un estupendo Christopher Walken, que sin haber sufrido la cárcel, también ha sido reo a su manera, en libertad, dependiendo del jefe mafioso de turno el cual sus únicas motivaciones son pintar amaneceres y visitar todos los días a alguien muy especial.

     ¿Qué diferencia hay entre las buenas películas y el resto? Que unas contienen un puñado de buenas secuencias y en el segundo caso no. Aquí sí que las hay: la visita nocturna a la farmacia con un más que desenvuelto Doc; el recorrido del patetismo a la ternura en la escena del baile con Val; el entierro con su consiguiente discurso o todas y cada una de las apariciones de Addison Timlin interpretando a Alex, la joven camarera que se desenvuelve con una naturalidad que quita el sentido teniendo en cuenta el cara a cara que mantiene con auténticas leyendas del cine.   

     Se agradece el comprobar que todavía se pueden hacer comedias que no recurran a la escatología, a la mueca fácil o al gag de mal gusto. Tipos legales es más de lo que parece, una película con mucha mala uva en la que mantienes una permanente sonrisa durante sus 97 minutos, dirigida por un más que correcto Fisher Stevens el cual la cierra de manera notable homenajeando al gran Peckinpah a modo de aquella obra maestra titulada Duelo en alta sierra (1962). Empatizas con esos señores de avanzada edad que si bien no son personajes excesivamente trabajados gracias al gran oficio de Walken, Pacino y Arkin, consiguen transmitir en cada fotograma humanidad y energía a sus personajes, unos personajes que lo único que persiguen es la libertad, sentirse vivos, aunque sólo sea por una última noche. Nunca se sabe hasta cuando podremos pintar amaneceres ni la última persona que recordará nuestro nombre. (7/10)

      Fernando Rodríguez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada