jueves, 20 de marzo de 2014

Cine-crítica: A puerta fría

Jueves, 20 de marzo de 2014

"Reposición"

El clavo ardiendo 
      

A PUERTA FRÍA 
(2012) España
Una Fría puerta
Directora:  Xavi Puebla (. 76 min)



    La trama se centra en Salva (Antonio Dechent), un comercial sevillano que vive en apuros y no ve salida a sus numerosos problemas. Mientras observa que los jóvenes en la empresa que trabaja van ocupando su puesto, se ve amenazado de despido en una convención de ventas de un hotel de la capital andaluza donde conoce a Inés (María Valverde), una hermosa joven azafata de congresos a la que pide ayuda. Juntos unirán esfuerzos para llegar hasta Battleworth (Nick Nolte), potencialmente uno de los mayores compradores de la feria. 

     La industria del cine en España no podía ser la excepción y la crisis económica ha azotado duramente al gremio en estos últimos años. Son tiempos difíciles, pero con la ventaja respecto a otros periodos de la presencia de las nuevas tecnologías. Esta circunstancia ha sucedido con A puerta fría, que tras sufrir demoras varias en su puesta de largo y tras su exitoso paso de crítica y público por la edición del Festival de Málaga de Cine Español del pasado año, tan sólo se estrenó con 13 copias en las pantallas españolas, una cifra ridícula con una recaudación casi inexistente convirtiéndose prácticamente en un estreno fantasma pero gracias al boca oreja y su paso por las plataformas digitales, A puerta fría ha conseguido llegar dentro de su reducido mercado a varios miles de personas que la han podido contemplar desde sus casas en la pequeña pantalla.

     Xavi Puebla y Jesús Gil Vilda han construido un guión modélico con buenos personajes, apoyado por una estupenda labor de casting que reúne a buenos actores de entre los que destaca  Antonio Dechent, protagonista absoluto de la función interpretando de modo magistral a Salva. Dechent vuelve aquí a mostrar su talento actoral desprendiendo caos y desesperación en estado puro, encarnando a un experimentado vendedor que está en horas bajas, acorralado, en una situación laboral límite que se agarra al clavo ardiendo de Inés, el segundo vértice del triángulo actoral de la película interpretado por una bellísima e inspirada María Valverde, una azafata de publicidad a la que conoce casualmente en una feria de ventas. El tercer vértice del triángulo actoral es Carmelo, personaje de segundo plano y en pequeñas dosis que borda un Héctor Colomé en estado de gracia, encarnando el fracaso con una entereza y dignidad que traspasa la pantalla.

     Para el recuerdo quedan secuencias como ese desayuno cómplice de dos personas golpeadas y unidas por el dolor entre Inés y Salva, o esos encuentros entre el protagonista y Carmelo esenciales para comprender el drama latente. Además el film guarda notables apariciones como las de José Luis García Pérez o la sorprendente de Nick Nolte.
     A puerta fría demuestra que la carencia de medios se puede afrontar con imaginación y buen oficio. Pero también como toda buena película abre un espacio para la reflexión. La deshumanización de la empresa y su entorno laboral, el inapelable paso del tiempo o el sálvese quien pueda a cualquier precio, incluso a costa de nuestra conciencia son temas que plantea su director Xavi Puebla, que ha realizado un film modesto pero utilizando sus recursos de manera ejemplar. Una luminosa miniatura del cine español. (7/10)

     Fernando Rodríguez 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada