martes, 15 de octubre de 2013

Cine-crítica: Elysium

Lunes, 14 de octubre de 2013

ESTRENO


Ciencia-ficción de andar por casa

ELYSIUM 
(2013) USA
Elysium
Director: Neill Blomkamp.
(109 min.)


      Hace cuatro años, el joven director de origen sudafricano Neill Blomkamp, apoyado en Peter Jackson en labores de producción asombró a los aficionados de la ciencia-ficción en particular y del cine en general con Distrito 9. Una película de ajustado presupuesto con un buen guión, originalidad, dosis de humor y buenos personajes. Un brillante comienzo para un director novel en el cine.
   
     En el caso de Elysium, la acción se sitúa en el año 2154 entre la lujosa estación espacial que da título al largometraje y un planeta Tierra sobreexplotado y contaminado. Max (Matt Damon), un ciudadano de Los Angeles que dejó la delincuencia años atrás, trabaja como operario en una cadena de montaje de una gran empresa dedicada a la fabricación de armamento y robots. Un hecho inesperado le hará buscar a cualquier precio un pasaje que le lleve a Elysium, pero tendrá enfrente a Rhodes (Jodie Foster), una ambiciosa gobernante de la estación espacial con una dura política antiinmigración.
    
     Blomkamp describe una caótica y devastada ciudad de Los Angeles plagada de favelas, y una Elysium donde las élites económicas residen entre la tecnología más avanzada y toda clase de comodidades. Describe la amoralidad de una sociedad materialista muy similar a la del presente, pero donde en Distrito 9 Blomkamp se movía a sus anchas con una película de bajo presupuesto creando algo con espontaneidad y buenas situaciones, en Elysium ves que ha sido devorado por la gran superproducción y el trasfondo social es un mero elemento decorativo. Lo que Orson Welles definía refiriéndose al cine como “el tren eléctrico más grande que un niño puede tener, el más caro del mundo”, aquí se ha llevado por delante al prometedor realizador que no ha sabido o no le han dejado decantarse por una película de ciencia-ficción adulta como era su antecesora.

     La originalidad del argumento brilla por su ausencia en una trama con héroe anónimo mil veces vista o detalles como la conexión de datos máquina-cerebro que restan interés al film. Los personajes incluyendo el de Max, están poco definidos y tiene el dudoso mérito de que actorazos de la talla de Jodie Foster o William Fichtner, estén desdibujados y sin personalidad debido a un guión muy poco trabajado. Capítulo aparte merece el personaje de Kruger (Sharlto Copley), el villano de la función que es bufonesco y está pasadísimo de rosca, como salido de un rodaje de Robert Rodríguez.

     En su haber decir que tiene logradas escenas de acción, algunas buenas ideas como la propia estación espacial o la conseguida ambientación de esa derruida ciudad de Los Angeles similar a aquella Johannesburgo de extrarradio en Distrito 9, pero sobre todo cuenta con Matt Damon, de largo lo mejor del film. Elysium promete más de lo que ofrece y el resultado queda muy lejos de ser una buena película de ciencia-ficción. (4/10)
     
     Fernando Rodríguez

     





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada